lunes, 14 de julio de 2014

La Marca del Este: simple pero eficaz

El rol ha pasado por diversas etapas de desarrollo normativo. Al comienzo todo era sencillo, simplista, no se buscaba una simulación realista, solo diversión. Hemos pasado por diversos modelos de reglas, de las tablas y más tablas de MERP/ Rolemaster, a la sencillez del RyF o el Hitos. No podía faltar el concepto de "retroclon" que tan de moda se puso hace unos años. Un retroclon es sencillamente un sistema de juego que imita o se inspira en un sistema que podríamos llamar abandonrules (término que me acabo de inventar). 


En España tenemos un grupo de rol llamado La Marca del Este que decidió crear un nuevo juego que usara las reglas del D&D original. De esta manera nació Aventuras en la Marca del Este. Rápidamente se creó una gran comunidad de jugadores que se embarcaron en tardes y noches de aventuras con este sencillo sistema y con el mundo creado por los chicos de La Marca del Este. El resultado salta a la vista: varias ediciones agotadas, la vuelta al formato caja de juego y varios suplementos y aventuras publicadas.