viernes, 15 de agosto de 2014

Crónicas de las Tierra de Nadie

En la anterior entrada hice un repaso por las sensaciones que me invadían al repasar mentalmente las Tierra de Nadie. En esta ocasión seré más racional y menos emocional para hacer un repaso por mi experiencia en el CEULAJ. Para empezar advertiré que estas han sido mis primeras Tierra de Nadie como participante. El pasado año pude asistir un día como visitante, y la verdad es que me impresionó el número de personas que movía.




Para un visitante algunas cosas se pasan por alto. El nivel de organización, el buen ambiente entre participantes, el funcionamiento interno del evento… Para quién se queda a dormir, todo eso salta a la vista. No me quedo corto al decir que las Tierra de Nadie es el evento mejor organizado al que he asistido. También es cierto que no he podido visitar jornadas más al norte de Madrid, pero me atrevo a decir que si no son las mejores jornadas roleras de España, poco le queda.
                Mi presencia en las TdN de este año ha sido gracias a Nosolorol que tuvo a bien ofrecerme la oportunidad de formar parte del equipo. Gracias a ellos conocí a Iñaki Raya, aunque ya nos conocíamos de oídas y de casuales personas en común, nunca nos habían presentado. Junto con Ismael Sacaluga formamos lo que yo llamé el #ThinkTankRoom sevillano. Un sitio donde reflexionábamos sobre sistemas, roleos o debatíamos de diversos temas antes de dormir, como Epi y Blas, pero en friki y en trío.
                Encontré un enorme número de partidas de rol, la diversidad de roles en vivo, la comunidad tan grande que se reúne y la oportunidad para conocer a mucha gente del rol en nuestro país. Ahora pasaré a resumir mi experiencia rolera de las TdN2014:
  •  JUEVES: Después de 1 hora y media larga de viaje, llegamos al CEULAJ con ganas de empezar el frikeo. El viaje se hizo corto y tirando crítico de orientación rápidamente recordó el camino que seguimos el año pasado en coche para llegar a las jornadas. Nada más llegar una cola para la inscripción, aunque, sorpresa, realmente eran 3 diferentes según el apellido. Esto fue al principio un poco confuso, ya que al estar en el suelo los carteles no se veían. Para el próximo año recomiendo, además de ponerlos en el suelo, utilizar las columnas para que se vea que hay tres colas diferentes. Una vez inscritos sin problema alguno y de una manera rápida y eficaz, dejamos las maletas en la habitación. Impoluta, perfectamente ordenada, con un cuarto de baño en muy buen estado; pero tanto el pasillo como la habitación tenían un cierto olor a humedad que achacamos al aire acondicionado de la zona (Sierra Maestra, hab 644 para más señas). Esto, evidentemente, no es una crítica a la organización, porque no fue una molestia, sólo un detalle. Después fuimos a almorzar rápidamente, ya que Iñaki se estrenaba con La Mirada del Centinela.
    En el bar empezaron los saludos, el equipo de Nosolorol hacía lo propio, Ricard que pasaba por allí o el gran Carmelo González que conocí gracias a la Microlibre Producciones en Sevilla. Después de un opíparo almuerzo con chuletón de por medio, marchamos al CEULAJ de nuevo para no volver a salir en 4 días. Mi estreno rolero llegaría por la noche. Jugué a Estrellas Anónimas dirigido por Layla, que bastante tuvo que aguantar con el grupo que le tocó. Me tocó llevar a un informático gordo, con gafas y friki (es decir, yo; excepto por lo de informático) en un caso de snuff movies mezclado con pueblos de la América profunda. Muy buena partida, sí señor.
  • VIERNES: Por la mañana jugué una gran partida a Spirit of Century, narrada por Francisco Castillo. Nunca había jugado con el sistema Fate y usado dados Fudge. Me pareció un sistema sencillo a la par que práctico. El uso de hitos, o aspectos o trasfondos o como lo queramos llamar se ha ido imponiendo poco a poco y parece que viene para quedarse. La versatilidad que permite este elemento de la mecánica de los sistemas es una solución especialmente beneficiosa para la “narratividad” de las escenas. Es un buen sustituto de engorrosas soluciones para justificar una ventaja o superioridad entre personajes y situaciones. La ambientación me pareció interesante aunque. La idea de mezclar elementos sobrenaturales al más puro estilo Liga de los Hombres Extraordinarios dentro de un estilo pulp no me resultaba nuevo (ya disfruté partidas de Danger Patrol a cargo de Ismael Sacaluga). Por la tarde me dispuse a estrenarme narrando Eyes Only.

  • Traición Azul era una partida un tanto especial para mí. Hacía tiempo que escribí el concepto en una libretita que ha ido rodando de cajón en cajón de mi habitación. Al final decidí reducir lo que tenía escrito para que cupiera en una sola sesión que serviría de episodio piloto de una serie sobre agencias de inteligencia al estilo 24, Crisis o la saga de cine de Jack Ryan (muy recomendadas sobre todo Peligro inminente y Pánico nuclear). Aunque me advirtieron que no iba a poder disfrutar de la tranquilidad suficiente para utilizar música ambiental resultó que en la sala donde jugaríamos estuvimos solos y pude usarla. Creo que un acompañamiento en forma de banda sonora es un plus para las partidas y casi un recurso obligado para el narrador que quiera darle fuerza a la experiencia narrativa. Todo fue suerte en esta partida, ya que pude disfrutar de la presencia de Diego López, Desiré CM y Unai Rojo que hicieron unas interpretaciones muy buenas y dieron mucho juego con sus intervenciones. A pesar de mis temores por varios saltos en el tiempo parece que todo salió bien, o eso me dijeron los jugadores al finalizar la partida con sorprendente resultado para los jugadores. He de decir que apliqué las recomendaciones del #ThinkTankRoom para dar énfasis a ciertas partes de la partida que dieron mayor intensidad al climax. Por la noche tocó descansar que lo que vendría días después sería muy intenso.
  • SÁBADO: Después de una tranquila noche de descanso tocaba levantarse pronto para no perder la plaza en la partida deseada. Después de un infractuoso intento de apuntarme a la partida de Savage Worlds terminé interpretando a un gorila de El Planeta de los Simios con el sistema Sombra. Resultó muy entretenida la partida y desde luego curiosa. Se situaba 1000 años después de la caída en desgracia de la humanidad con 3 clanes con posturas diferentes frente a los humanos y de los que tendríamos noticias durante la aventura. [SPOILER] Acabamos en la Plaza de San Pedro del Vaticano evitando una guerra abierta entre simios y un pequeño grupo de humanos capaces de hablar (“He can talk, He can talk”, no podía dejar de recordad el musical de Los Simpsons). Por la tarde tocaba narrar de nuevo. Esta vez le tocaba a La Mirada del Centinela en una línea editorial desconocida por su reducida duración: Dark Chronicles donde se pone en duda los métodos del Centinela en una Betlam gobernada por un mafioso y con una Fundación Weyland en la ruina. De nuevo me encontré con grandes jugadores en la mesa. Desiré y Unai repitieron, trayéndose a Dana y Pablo, e incorporándose en el último momento Jorge Valenzuela
    El grupo de Dark Chronicles y Pedro J. Ramos. Fotografía de Desiré CM
    De nuevo los jugadores demostraron estar a la altura de las expectativas y convirtieron la aventura en suya dejando grandes momentos como el salvamento de un mendigo de una bomba por parte de Allan Paul, la venganza de un Centinela novato (Peter Sutherland) de Mayhem derrotándolo de un solo golpe en las partes nobles, los arreglos en tiempo real de las cuentas de la Fundación Weyland con una auditoría del Ayuntamiento de Fedora, la caída en el lado oscuro de Bates o cómo Spencer, el número 5, ya retirado tuvo que volver a ponerse el traje para terminar explotando su moto en el aire para acabar con un engendro mecánico del Chatarrero. Después de esta gran partida marché a la charla de editores, tiendas y personalidades del mundo rolero. Aunque esta charla dará para otra entrada en un par de días.
  • DOMINGO: Y llegó el día grande. Aquí hacía pleno de partidas y narraba 3 grandes juegos. Por la mañana volví a enseñar las virtudes del sistema Cortex Plus Marvel Heroic Roleplaying con la segunda formación de los X-Men. La partida más numerosa de todas las que narré (6 de 6 jugadores) dio para muchos momentos y combates intensos. Pero me quedo con el ataque berseker de Lobezno a la cabeza de Krakoa (sí, la isla viviente) que dejó bastante tocada al megamuntante. Al final jugadores satisfechos con la espectacularidad del juego y narrador feliz de que no acabaran consumidos por Krakoa como sí ocurrió en sesiones anteriores de esta aventura. La tarde del domingo fue para Aquelarre.
    Preparando la partida de Aquelarre. Fotografía Miguel Villén
    El Secreto templario se llenó rápidamente y, aunque finalmente empezamos con un poco de retraso, la partida avanzó a buen ritmo. Los jugadores, solo un veterano del juego, los demás o habían jugado poco o ni siquiera conocían el juego, se adaptaron rápidamente a sus personajes. Adentrándose en los bosques del entorno de Jaca (Huesca), los jugadores fueron descubriendo una extraña misión templaria que no llegarían a cumplir por decisión de una jugadora. Y sí, esa jugadora tomó la decisión más lógica al ver la enorme herejía que se iba a cometer si ella no lo evitaba. Me pareció curiosa a la par que prudente la actitud de la jugadora. Después de ver cosas que no le gustaban en la partida (el objetivo de la misión encomendada por Gastón de Bearn, señor de Bearn y veterano cruzado) me llamó para hablar apartados y me dijo que su personaje se iba a ir, pero que no quería joder la partida ya que se iba a llevar con ella un elemento primordial para seguir la trama. En este caso la partida estaba abierta a esa posibilidad con repercusiones diferentes según las decisiones de los jugadores, pero se planteó una interesante reflexión para los jugadores que no terminan de actuar con libertad por miedo a “estropear” la historia. Aunque aún quedaba una última partida, llegó el momento de la clausura. La verdad es que se hizo algo larga, una larga lista de torneos jugados y de los que se entregaban premios y sorteos también muy numerosos. Lo que menos me gustó fue que lanzaran los noteboard que tanto me hubiera gustado comprar en los stands. Quería hacerme con uno L. Para cerrar las TdN tocaba el turno a Fragmentos (también conocido como Susurros en el entorno de El Dirigible).
    Cartel de "Un Juego de Niños" 
    Una adaptación de Muñeco Diabólico con tramas mezcladas de terror adolescente y venganzas tanto mortales como sobrenaturales. Un broche de oro para finalizar las TdN 2014. Un grupo muy implicado, con muy buenas interpretaciones, agilidad en las escenas, aportaciones interesantes para el desarrollo de las tramas y muchas ganas de contar una historia clásica del cine de terror. La partida finalizó con el sacrificio del personaje principal de la partida para matar a Chuky; aunque, como siempre ocurre en estos casos, volverá a la vida para seguir con sus fechorías.

                No puedo llegar a otra conclusión. Mi experiencia TdN no podía haber sido mejor, hasta que llegue 2015, que volveré a decir lo mismo y 2016 que ocurrirá de nuevo y así hasta el infinito.