viernes, 14 de noviembre de 2014

Análisis de la situación de los juzgados y los datos del Consejo de Europa

Hoy he leído con atención un pequeño artículo sobre el número de jueces por 100.000 habitantes en los países pertenecientes al Consejo de Europa publicado por eldiario.es. En él, ademas de un gran error al indicar que España está a la cola en número de jueces por 100.000 habitantes, aparecian unos datos que se quedaban cortos a mi entender para analizar la situación comparada de los juzgados a nivel europeo. 




Pero empecemos a desgranar los datos:




  • Lo primero es no confundir estos datos con la Unión Europea. Son datos del Consejo de Europa, un organismo que aglutina a la mayoría de Estados del continente europeo, países de la exURSS incluidos.
  • Empezando con el análisis en sí mismo tenemos una anomalía importante con Mónaco, que hace aumentar mucho la media de jueces por 100.000 hab (102, 3) cuando el segundo en la lista tiene 47 (Eslovenia). Yo personalmente excluiría a Mónaco del análisis.
  • Deberíamos cruzar estos datos con el número de asuntos que entran en los juzgados. No podemos comparar a países en los que la carga de trabajo está acorde al número de jueces con otros en los que los juzgados están al 200% de su capacidad, como ocurre en España (datos provenientes de Jueces para la Democracia).
  • Sobre el ámbito penal, también depende de la punitividad de los códigos penales y de los órganos encargados de la instrucción de los casos. En el caso español es el juzgado de Instrucción o Primera Instacia según el órgano, quién se encarga de la instrucción. Por ello sería necesario un mayor número de jueces por 100.000 hab. En otros casos en los que los fiscales realizan la Instrucción consideramos que descargan de trabajo a los jueces por lo que no necesitarían un mayor número de jueces. Sobre la punitividad de los códigos penales. Mientras más delitos se introduzcan en el código penal, más asuntos deberán conocer los juzgados de lo penal. Eso también debería tenerse en cuenta para analizar estos datos.
  • Siguiendo la línea del apartado anterior, debemos conocer el número de infracciones que se comenten en cada Estado. España es uno de los países donde menos tasa de criminalidad hay, por lo que entran relativamente menos delitos o delitos menos graves. Sin embargo somos de los primeros en número de delitos y faltas contra la propiedad, y según nuestro Código Penal TODOS pasan por los juzgados, por lo que serán necesario más jueces en este ámbito.

Como conclusión: No debemos llevar a conclusiones rápidas con vistazos rápidos a unos datos que quizás no nos sirvan para hacer un análisis serio de la situación en comparada. Es necesario crear un índice que incluyera un mayor número de variables para conocer la situación comparada de los juzgados a nivel europeo. Este podría incluir: tasa de criminalidad, tasa de asuntos registrados en los juzgados, tasa de número de jueces, tasa de punitividad (este sería el número de delitos incluidos en los códigos penales ponderado por el número de ellos que se cometen) y quizás algún índice para comprobar las posibilidades de que los asuntos no lleguen a juicio (mediación, conciliación, arbitraje...).